NOCHE CÓSMICA

Poesías e inspiraciones que nacen del alma y el corazón, etc.

Moderador: Moderadores

Responder
Avatar de Usuario
Kratylos
-
-
Mensajes: 57
Registrado: Mar Oct 09, 2012 19:31

NOCHE CÓSMICA

Mensaje por Kratylos » Sab Oct 20, 2012 18:58

Cual camaleón que ha nadado entre los bosques,
Riguroso y algo tímido he vivido entre las sombras,
Entre las sombras más profundas que se ocultan en la noche;
Cual camaleón he sabido viajar de copa en copa
Por los altares del recuerdo y el instante, diáfano reflejo
Del Momento eterno; amante de la magia y de la alquimia,
Jamás estuve solo bajo la nocturna bóveda con tantas estrellas
Brillando por la noche, temblando como mi Consciencia
A orillas del más terrible abismo, y como mi corazón brillando
Ante el hálito secreto del vasto abismo, inmortal suspiro
De los dioses. Fragante y suave brisa que a nuestros ojos escapa,
Sensible, como el horrible temor de un celestino en ser víctima
Fútil de sus propias flechas templadas en el fuego del amor;
Respiro divino que a nuestras almas acaricia, me iluminó,
Indiferente, el camino oculto del sabio y semi-dios,
Del profeta del destino y el mesías del amor, confiable mensajero
De los desiertos africanos, y yo, algo ingenuo e inocente,
Porque no lo es del todo quien comprende, me dejé llevar
Como la mariposa en el perfume hacia la catarata de luz
Que emergía de los cuatro ríos sacros, vientre de Oriente;
Por eso hoy me encuentro como mutando bajo el día,
De gusano o cucaracha, siempre hay un cielo en donde
Se nos recibirá como en nuestra casa, hogar magno hogar.
Mas hoy, recuerdo, cuando me encontraba jugando
En los jardines del Infierno, bailaba con falenas sobre
Las cúpulas de las flores, me embriagaba del néctar sagrado,
Empero también derrame un Lucero, el preludio a futuras
Constelaciones caídas desde lo grácil de mis párpados.
Fue cuando mis manitas jugaban con el Diamante perdido,
En el rosedal divino de la existencia áurea; no conocía,
Detrás de mis esferas de cristal, la sangre rubí de la rosa.
Usualmente el día alterna con la noche; yo era feliz en la noche
Y el día era soportable vislumbrando a la luna, pero un día,
Que deseo muy poco recordar, el celeste se tornó tirano.
La noche no regresó. Un volcán en el Edén. Y se cayó Lucero.
Fue libre ¿pero qué sería yo sin mi luz?, nunca hubo cadenas
En mis ojos, mi pupila jamás fue el barco que no regresó,
Y mis iris los árboles que siempre me susurraban sus sabidurías.
Podía contar los calabozos con los dedos de mis manos,
Y aunque hoy no les recuerdo del todo bien, sé, sin embargo,
Que fueron tan pocos como eternos. ¡Ah, el tiempo es un Orión!
La tortura, que para mí era inexpresable y desconocida,
Se iba con el ocaso, derrotada o aburrida, sólo me importaba
Que se iba. Mientras cabizbaja se marchaba, regresaba al trono
La tan ansiada noche del poeta y del escultor, de las velas,
Del sueño y la esperanza de mañana. Jamás había conocido
A mi verdugo. No me importaba, con la frente en alto
Y sin mirar atrás proseguía mi caminar. ¡Oh... si hubiera
Visto el futuro, si lo hubiera aún apenas vislumbrado
En un eterno fugaz, cuántas penas me habría ahorrado!
¡Pero no!, tarde o temprano, mejor temprano, por eso
No me arrepiento de nada; y a veces un latido aprende
Mejor con el látigo que con la pluma, como el río aprende
A veces mejor de la lanza que del beso, triste fantasía taciturna
La de algunos. Luego, viajero, emprendí mi camino hacia
Lo Eterno. Me marché del bosque gris como el reptil
Que había aprendido a volar tras haberse cosido una alitas
De colibrí, y fije mi destino en los labios de la noche,
En la pasión sagrada de su corazón, en la danza inmortal
De su vientre feroz, en la mirada sutil de su silencio fatal;
Y todo se comprendía en sus iluminados abismos de verano,
En las plazas de la vida y en las playas del amor, azures,
Lilas, rosas y flores del estío nos acompañaron en el parque,
Un paraíso perdido de camino entre el Cielo y el Infierno.
Deja vú. Allí era de día, pero mi alma lo recordaba de noche,
Tal vez cuando ambos éramos criaturas de la luna
Y le cantábamos a los huesos y a la tumba. ¡Eureka!,
Desde mi primera mirada a través de los azules tiempos
Hasta ese verde día en que le regalé mi primera flor,
Había encontrado en un largo perpetuo el aroma pulcro
Del sagrado Corazón. ¡Oh, viento y verdad!, ¡una NINFA!
Viví todos los abismos en un instante. La estrella fugaz
De mi vida. – Valió la pena cantar en la guillotina.
Diablos y luces, ¡relámpagos y mares!, la tempestad
Me sonreía con sus colmillos de guepardo. Raudo trueno
Del ayer desde los puertos del presente. Diónisos nos mandó
Saludos mientras contemplábamos a la Santa Fe, jóvenes,
¡Pero cuán sabios éramos a nuestro orgullo y vanidad!
¡Ah...! y el futuro terror que desconocía, lo conocí
Entre las agujas: mi alma, como un imán, se había caído
Sobre ella. ¡Cómo despegarse sin derramar ni una sóla gota
De sangre! Todos los pétalos de una belleza americana
Ardían al unísono del grito del silencio, hirviente y desgarrador
La súplica del fantasma pálido que dormía solitario en el Hostel.
¡Ah...! pero los días bellos fueron tan poderosos que hoy,
Tras la explosión de la montaña de magma, a los pesares
Cubren y cual combustible inagotable me iluminan el camino
Del resto de mi vida, por siempre y hasta siempre incluso
Después de la muerte de la carne. Y hogaño, aunque curado,
porque toda pasión vil es un vicio que como el cigarrillo
Se desvanece en el cobre del cenicero solitario, yo,
Como el rey desterrado que busca a su reina solitaria,
Apenas temo sin terror por la recidiva en las tierras
De mi corazón; no obstante mis pies se dirigen siempre
Hacia el abismo, el secreto eterno del latir del Gran Amor.
¿Cómo escapar de una fogata en el Vesubio? ¿Cómo...?
Con Excálibur, el anillo del dragón y la llave de la inmortalidad
Más mi sangrante corazoncito sadomasoquista me dirijo,
Con los ojos bien abiertos, a pasear a orillas del Abismo.
¿Existen los faunos cobardes que cantan y luego se alejan?
¿Los que parpadean ante el brillo de la espada? No.
Demonios amigables en la selva, hijos paganos de la Natura,
¿Cómo temer o ser temidos? Nacimos del estómago de Gaya.
Y hoy algunos le vimos los ojos al amor. Sí, nos puede a veces
Costar la ceguera y cobrar la visión, pero jamás perderemos
El sexto ojo egipcio y el radiante mirar del corazón.
Atravesé «océanos de tiempo» y hoy me encuentro
Al otro lado del universo. ¿Cuál de todas es esta existencia?
Arriba veo el cielo, y abajo, mis pies caminan por la epidermis
De la madre Gea. ¿Espíritu o ilusión?, no importa, hoy
Camino libre por el bosque y hacia los senderos infinitos voy.
La mística no es una víbora ciega que se arrastra
Entre las nubes, ¿y qué importan los carteles si el contenido
Es el mismo?, necio quien entienda y se niegue a comprender.
Como el murciélago, entre oscuros y silencios, he desde el nido
Seguido a las huellas invisibles de mi melodía mítica sin letras,
Seguía los consejos de Buda sin conocerlo, dude de todo
Y siempre vi la Luz al final del Horizonte, como el grandísimo
Sol que me esperaba feliz con sus brazos abiertos; según
Los tres magos de mi aureola hoy, hoy debo soportar
Y superar a todas las barreras, a las mil piedras iguales
Y a las mil piedras distintas, ¡tantos colores en tan pocos
Caminos!, «mi sabiduría es tan despreciada como el caos»‼
Me grita una hiena desde un espejo que estuvo roto antes
Que las lágrimas de Apolo lo renueven y que hoy, desdichado,
Se vuelve a romper por el gritar en su segunda eternidad.
Una rata sin plumas vive tranquila en el silencio de la noche,
Pero un pajarito... un triste y dulce pajarito a quien le robaron
Sin piedad su nido de oro y de calor, ¿a dónde llorar?
¡Oh, pajarito!, tus alas están rotas, ayer vi como te caías
Del limpio celeste del cielo y crujían tus huesitos en el pavimento,
Avecita, dime, ¿queda alguna estrella que derramar?
Oh, ¿quién con corazón desearía que una estrella estalle
En el frío y pálido gris del suelo en mil pedazos sin solución?
Hago mis esfuerzos para que todas las guirnaldas cuelguen
Del azul oscuro del firmamento, pero es tan lindo el derramar
Un mar, o perlar a una arenada roca en un amar...
Tal vez ese pobre pajarito no vuelva ya a volar, ¡oh...!
¿Qué será de él en la limpidez de su existir? Extraño las nubes.
Extraño las perlas esgrafiadas en la noche, los besos cósmicos
De un amor tan tierno como infernal, extraño a la criatura.
El Sueño me pesa como el Cielo le pesa a la mariposa
Que desea los paraísos de Saturno, ¿cuánto resistiré?
Todos los pajaritos con sus alitas rotas caen con la mirada
Perdida al vacío de la nostalgia del ayer y del mañana,
Esperando lo triste del olvido o los incisivos del felino.
¿Qué más da? Nuestro corazón todavía late y hasta el final
Así lo hará. Se me caen los ojos y los brazos y las piernas
Y la espalda, y veo, y veo, ¿es un lecho o un sarcófago?
Antes de alejarme, antes de irme, antes de caer en la profunda
Lejanía de un ensueño de melancolía y fantasía,
Beso vehementemente un deseo y perfumo mil veces un anhelo
Con la esperanza nada sutil de que llegue a su destino añil,
Y, con Medusa en la égida de mi semblante carmín,
Me preparo para dormir, solitario entre la magia, acompañado,
Siempre junto a sombras que bajo tantas estrellitas
Se suicidaron, lamentable suerte del cordero de Dios.
Rompo el espejo. Me miro; ya no las necesito para volar.
El universo se está creando, el caos gesta otra vez;
Soy testigo. Una corona hebrea me cae sobre la cabeza
Me la saco la injurio y la maldigo, ¿de qué sirve ser rey
Sin una reina? Es mejor que no llore; el último enamorado rey
Que así lo hizo causó el fenómeno por todos conocido
Del Diluvio Universal, no, yo quiero que reine el amor divino
Entre las criaturas que comen bajo el cielo y juegan sobre
La más hermosa tierra en donde brotan flores... sueños.
«Te extraño, miamor, te extraño...», canta mi Consciencia
Al compás del candelabro. Y yo, abstraído y abstracto,
Me identifico conmigo mismo, como si fuera otro, como si fuera
Yo quien se ve y se observa, pero no soy ni otro ni soy yo,
Sólo soy siendo y sin ser, como el cosmos en la cima del Nuptse.
¡Ay, cuántos silencios y cuántas eternidades!, se puede.
TODO es soportable. Pero simplemente soportar
Es de cobardes, o somos químicos o morimos en el intento.
Con ojos de Fénix reviso fórmulas mágicas y con los tentáculos
De un pulpo pirata examino las ocreadas páginas de un grimorio
Oriental como el quinto viento que se perdió en el nacimiento
Del Destino. Suspiro, y con la paciencia de Prometeo
Encadenado y el sagrado temple de un águila feroz,
Medito mil años en el Tíbet y me elevo sempiterno más allá
Del Cielo y del Infierno, y vivo y muero mil veces para mil veces
Volver a renacer: la Venganza de la Ánima Virgen Áurica.
Y un millón de silentes multiplicado por un infinito
En su esplendor forman un Espíritu. Y aquí yo con mi Amor,
Dibujando una Luna y formando una Noche con mil lágrimas
Eternas en sus frescas pupilas del Otoño, sobre una hoja
De nieve con destino barco de papel, los dos, sonrientes,
De la mano a orillas del Fin del Mundo. Solos, siempre.

Martin3021
-
-
Mensajes: 51
Registrado: Jue Sep 06, 2012 10:41

Re: NOCHE CÓSMICA

Mensaje por Martin3021 » Lun Oct 22, 2012 04:42

Estare medio loco pero estos ¿poemas? son los que me gustan a mi, esto es como naufragar por las aguas de la incompresion!!

Avatar de Usuario
Romantyka
Moderadora
Moderadora
Mensajes: 51134
Registrado: Jue Ene 31, 2008 15:54

Re: NOCHE CÓSMICA

Mensaje por Romantyka » Lun Oct 22, 2012 10:23

Estimado Kratylos

También yo paso por el tema que nos trae y que dicen mucho de usted y de su pluma tan fluida,
la que todos celebramos cuando comparte algo diferente en este día
y como es obvio dejo las huellas de mi paso....

Saluditos y que el Señor guíe su camino!

Imagen

Avatar de Usuario
Juanita Reyes
* * * * * * *
* * * * * * *
Mensajes: 1200
Registrado: Vie Dic 14, 2007 18:23

Re: NOCHE CÓSMICA

Mensaje por Juanita Reyes » Mar Oct 23, 2012 10:37

Kratilos me gustaría tanto leer una de tus hermosas y agradables composiciones en corto disfrute; porque mira que escribes bello. Gracias por compartirlo poeta distingüido

con mucho cariño
Imagen

Avatar de Usuario
MHAR
-*-*-*-
-*-*-*-
Mensajes: 4439
Registrado: Dom Abr 24, 2011 17:15
Ubicación: Mèxico
Contactar:

Re: NOCHE CÓSMICA

Mensaje por MHAR » Vie Oct 26, 2012 11:35

Imagen
Imagen

EL SABER QUE EXISTES
ES SABER QUE EXISTO
Derechos Reservados.

Responder

Volver a “Foro de Poesía”