¡Junto a tus pies Señor!

Espacio para reflexiones, inspiraciones, poesías cristianas y espirituales.

Moderador: Moderadores

Responder
Avatar de Usuario
Doral.
Forista Distinguida
Forista Distinguida
Mensajes: 3747
Registrado: Jue Dic 06, 2007 17:46
Ubicación: En la Aurora de la Luz Inmortal
Contactar:

¡Junto a tus pies Señor!

Mensaje por Doral. » Vie Mar 21, 2008 08:10

   
 


Poema=Imagen

ImagenImagen

JUNTO A TUS PIES SEÑOR

Imagen

Heme aquí Padre mío, junto a tus pies sagrados,
suplicante del verbo escrito que me lleve a cargar tu cruz,
que derrames en ésta tu humilde sierva, el néctar de tu dolor,
que deseo hacer mío, aliviando tus espinas,
y tu cáliz tan amargo, transformarlo en dulzura infinita.

¿Qué han hecho contigo padre mío? ¿Por qué te han crucificado?
si en tu sangre bendita, gota a gota regalaste el corazón en pedazos,
y la carne de tu carne, entregaste toda al pecador.

Permíteme urgir con mis manos, el aceite amoroso de mis letras,
deja que te seque con mi pelo, las heridas inmortales de tus manos,
con las que diste luz a los ciegos, curaste leprosos, sanaste al enfermo.

Déjame que limpie tu rostro divino con mis lágrimas de mujer,
son tibias Señor y abundantes, lo haré con cuidado, no te lastimaré.

Te ayudaré a bajar de esa cruz, ven Dios mío...¡Apóyate en mí!
ven a mis brazos y deja que te abrace en mi regazo sublime,
te arrullaré como a un niño...¡Padre, Niño, Señor y Amor!

Tú que decretaste el perdón en tu calvario,
y que en silencio soportaste todo el peso del mundo,
sabiéndote sufrir en tu agonía, y con la gloria vencida a tu favor,
te pido, te ruego, te suplico y de rodillas te imploro:
¡Déjame ayudarte!...
Toma mi aliento, toma mi risa,
toma mi alegría de saberte vivo y amado en mi corazón,
y enséñame a servirte todos los días de mi vida,
y más allá de la vida...

¡Mi alma te pertenece, por toda la eternidad!

Imagen

Doral.
(Derechos Reservados)
http://es.geocities.com/midiscristianos ... uspies.mid[/musica-oculta]


Imagen

 
   

Avatar de Usuario
Joaquim Riera
Colaborador Shoshan
Colaborador Shoshan
Mensajes: 1316
Registrado: Mar Dic 11, 2007 22:26
Ubicación: TARRAGONA (España)

Re: ¡Junto a tus pies Señor!

Mensaje por Joaquim Riera » Vie Mar 21, 2008 16:50

Hermosas letras le ofreces al Señor.
Él está orgulloso de vos, y de seguro acepta tu ayuda
con mucha gratitud, por tener un gran corazón.
Que Dios te bendiga siempre.

Joaquim
Imagen

Avatar de Usuario
Shoshan
Shoshan
Shoshan
Mensajes: 2791
Registrado: Dom Dic 02, 2007 01:21
Contactar:

Re: ¡Junto a tus pies Señor!

Mensaje por Shoshan » Vie Mar 21, 2008 20:43

Muy dulces palabras hacia nuestro Señor, en un día donde todo nos invita al silencio y que su piedad y misericordia llegue hasta nuestras humildes corazones, Muy bello mi May querida, muy apropiado, eres una buena cristiana no sólo hoy, desde que te conozco, nuestro Señor esta primero en tu vida y en la mía ... y ojala en la de todos.
Bello May

Te quiero mucho
Val
Imagen

Avatar de Usuario
Edith
Poetisa Distinguida
Poetisa Distinguida
Mensajes: 2639
Registrado: Mié Feb 06, 2008 07:22
Ubicación: En el mar, en esta arena tibia, bajo los rayos divinos de la luna
Contactar:

Re: ¡Junto a tus pies Señor!

Mensaje por Edith » Vie Mar 21, 2008 21:05

Bello, bello mi linda Doral, un clamor envuelto en dulces plegarias,
un sentir de dolor que a todos nos llega al alma, tù con ternura
abriendo tus brazos para acunar en tu regazo a Nuestro Señor, que
dejò constancia de su amor en esa entrega al dolor.

Hermoso te quedò mi querida amiga y yo me complazco en leerte
y abrazarte como lo hace mi princesa.

Que Diosito me la bendiga y guìe cada uno de tus pasos

Un hombre especial
-
-
Mensajes: 67
Registrado: Mar Dic 11, 2007 13:54
Ubicación: En la copia feliz del Edén: Chile

Acompañandote para estar ¡Junto a tus pies Señor!

Mensaje por Un hombre especial » Sab Mar 22, 2008 17:12

Querida Doral

Para aliviar un poco este gran sufrimiento que sientes por los padecimientos del Unigénito en la carne y Primogénito en espíritu -Jesús El Cristo- , deseo compartir contigo, y con los que nos lean, esta parte poco conocida de los planes del Señor.

“Usted no salió a la existencia solamente al momento de nacer. Antes de que usted naciera, su espíritu vivía con Dios. Usted vivía con nuestro Padre Celestial como una de Sus amadas hijas espirituales; usted lo conocía y lo amaba, y Él la conocía y la amaba a usted. Aun cuando haya olvidado su vida antes de nacer, su Padre Celestial no lo ha olvidado. Él la conoce y la ama y desea que usted lo conozca y lo ame también

Esta vida anterior a la vida mortal se conoce como la vida premortal. En ese ambiente tuvo la oportunidad de desarrollarse, madurar y aprender muchas verdades eternas de nuestro Padre Celestial. Sin embargo, usted ansiaba ser más como Él.

Usted era feliz en la presencia de nuestro Padre Celestial , pero Él sabía que nosotros necesitábamos progresar. No tenía un cuerpo físico como el que tiene ahora y además necesitaba la oportunidad de ganar experiencia por usted misma, alejado de Su presencia, pero con la capacidad de comunicarse con Él y recibir ayuda.

Al igual que todo padre, Dios desea que Sus hijos progresen. Nuestro Padre Celestial entendió que usted podría progresar sólo hasta cierto punto sin la experiencia de la mortalidad. Él sabía que usted necesitaría: Recibir un cuerpo físico. Ganar experiencia al sobreponerse a las pruebas y a las tentaciones. Aprender a caminar por medio de la fe. Aprender a elegir entre el bien y el mal.

Por lo tanto, Él la envió a la tierra, con la esperanza de que usted regresaría y recibiría todo lo que Él tiene para ofrecerle. Por esta razón, nuestro Padre Celestial instituyó Su plan para ayudarle a alcanzar su potencial divino

Antes de esta vida, nuestro Padre Celestial presentó el plan de salvación a todos Sus hijos espirituales.

Usted aceptó el plan de Dios

Este plan requería que nos alejáramos de la presencia de Dios, que pasáramos por la vida terrenal y que aprendiéramos a andar "por la fe... no por vista" (2 Corintios 5:7). También recibiríamos un cuerpo físico y se nos permitiría usar nuestro albedrío moral para escoger entre el bien y el mal, lo cual nos permitiría crecer y progresar.

Nuestro Padre Celestial sabía que no siempre tomaríamos decisiones correctas, así que nos prometió que enviaría a Su Hijo Jesucristo para que fuese nuestro Salvador y nos enseñara cómo vivir. Él también haría posible que nos arrepintiéramos y resucitáramos. Por medio de la Expiación de Jesucristo podríamos llegar a ser más como Dios para, finalmente, regresar a vivir con Él.

No todos los hijos espirituales de nuestro Padre Celestial aceptaron Su plan. Junto con muchos otros, Lucifer se rebeló y fue expulsado (Apocalipsis 12:4,9). Sin embargo, todos aquellos que iban a venir a la Tierra fueron los que aceptaron el plan, y además "se regocijaban" (Job 38:7). Usted estuvo entre ellos.

Usted no está en la tierra por accidente, sino que hay un propósito para su existencia terrenal. Está aquí para recibir un cuerpo físico, ganar experiencia y desarrollar atributos divinos como la justicia, la misericordia y el amor.

Dios no la envió sin un plan; sino que Su plan está designado para que le proporcione a usted, y a todos Sus hijos una paz mayor en esta vida —sin importar cuáles sean las pruebas—, y gozo eterno en la vida por venir.

¡¡Es un plan de salvación y felicidad eternos!!

Para ser parte de Su plan, nuestro Padre Celestial invita a: Conocer y amarlo a Él y a Su hijo, Jesucristo. Aprender a amar a los demás como Él los ama. Aprender a elegir el bien sobre el mal. Comprometerse con Él por medio de ordenanzas tales como el bautismo.

La muerte no es el fin. La muerte es un paso necesario en su progreso, del mismo modo que lo fue su nacimiento. En algún momento después de su muerte, su espíritu y su cuerpo se volverán a reunir, y nunca se volverán a separar. A eso se le llama resurrección, la cual fue posible por medio de la muerte y Resurrección de Jesucristo. Pero su espíritu no morirá. En el momento de la muerte física, su espíritu irá al mundo de los espíritus, donde continuará aprendiendo y progresando

La muerte es en realidad un comienzo - otro paso en el plan de nuestro Padre Celestial para Sus hijos-. Algún día, como les sucede a todos, su vida en la tierra llegará a su fin y su cuerpo físico morirá. Ese día, su vida en la tierra llegará a su fin y usted morirá, pero debido a que Jesucristo conquistó la muerte, su espíritu y su cuerpo se volverán a unir, y nunca más se volverán a separar. Luego, si usted ha llevado a cabo lo que vino a realizar a la tierra, podrá regresar a vivir con nuestro Padre Celestial.

El cielo es el lugar donde Dios vive y el futuro hogar de aquellos que le siguen. La esperanza de nuestro Padre Celestial y la meta de cada persona sobre la faz de la tierra es que volvamos a vivir con Él. Eso significa que, mediante la gracia de nuestro Salvador Jesucristo, se nos ha brindado la oportunidad de regresar a la presencia de nuestro Padre Celestial.

Después de que hayamos resucitado seremos juzgados y recibiremos la recompensa de lo que hayamos hecho en esta vida.

Jesucristo enseñó a Sus apóstoles que en la casa de Su Padre hay “muchas moradas” (Juan 14:2). Nuestro amoroso Padre Celestial desea compensar a todos Sus Hijos, según la obediencia que hayan dado a Sus mandamientos y según su deseo de seguir al Salvador.

Aquellos que hagan esas cosas y sean dignos de volver a la presencia de Dios y de Cristo llegan a ser “herederos de Dios y coherederos con Cristo” (Romanos 8:17) de todo lo que el Padre tiene. Ellos volverán a vivir con nuestro Padre Celestial y con sus familias en Su gloria eterna”.

Querida amada Doral, todo esto es posible, gracias a la Expiación de Jesucristo. Razón por la cual él vino a esta Tierra para cumplir su parte del plan Celestial, único medio de poder llegar a ser más como Dios para, finalmente, regresar a vivir con Él.

Así amiga, usando tus mismas palabras “Toma mi aliento, toma mi risa, toma mi alegría de saberte vivo y amado en mi corazón, y enséñame a servirte todos los días de mi vida, y más allá de la vida... ¡Mi alma te pertenece, por toda la eternidad!” Alegraos, que el Cristo ha resucitado, para seguir guiándonos.

Y continúa, hermosa y amorosa Doral, sirviéndolo como hasta ahora lo has hecho, al igual que sirves a tus semejantes, y esa manera estás cumpliendo Su plan, que te ayudará a alcanzar tu potencial divino y regresar a su presencia. Lo testifico por el poder del Sacerdocio.


Un Hombre Especial
Patricio Alfredo Cárdenas

Imagen

Avatar de Usuario
TARDE GRIS
Más de 10000 publicaciones
Más de 10000 publicaciones
Mensajes: 12269
Registrado: Mar Feb 17, 2009 17:10
Ubicación: MÉXICO

Re: ¡Junto a tus pies Señor!

Mensaje por TARDE GRIS » Mié Jul 22, 2009 07:25

Bello tema el que compartes,
es un amor fiel a nuestro
amado Jesús, cuidate siempre
es grato leerte.
Imagen

Responder

Volver a “Inspiraciones Cristianas”