EL CARRO DE LA MUERTE

Inspiraciones, cartas, cuentos, narrativas, reflexiones y escritos de su autoría.

Moderador: Moderadores

Responder
ULEMA
* * * * * * * * *
* * * * * * * * *
Mensajes: 2286
Registrado: Mar Dic 11, 2007 23:15

EL CARRO DE LA MUERTE

Mensaje por ULEMA » Mié Sep 21, 2011 04:59



Me parece poco probable que exista un trabajo de investigación fecunda, referida a los mitos y leyendas de esta tierra
Menos aun obra de igual potencial histórico. Por este motivo trascendental en nuestra literatura, me quería referir a una en especial, me refería a la procesión del carro de la muerte, que muestra figuras de este caserío de cuchareta baja, como si la óptica de un ángulo superior se desplomara desde la belleza de un paraíso afrodisíaco.
Un día, luego de tomar café, cuando el sol empezaba a calentar el rocío de la mañana vi aparecer por las rendijas de la pared, la figura esbelta de mi azucena, mi esposa.
Corriendo abrí la puerta, la bese tanto que ni siquiera remedie en el estado de animo que la acompañaba, reí llore de alegría.
Pasamos ala sala, me sentó frente a mi, pálida como la leche. Quería sonreír como para disfrutar de mi alegría, pero fue inútil…Soltó el llanto.
¿Qué te pasa? Referí.
Me estoy muriendo.
Con una voz que se desvanecía en el viento.
Ten paciencia, por favor ten fe.


Pronto me iré pero te juro que desde allá donde Dios me tenga, te estaré viendo y celebrando contigo todos tus aciertos
¡Cállate!
¿Como puedes decir eso?
Sabes que te amo y que are todo lo posible por que sanes pronto; es mas sanaras pronto.
¡No mientas José!
No te hagas ilusiones…Tengo Cáncer Terminal.
¡No sigas amor!
¡No quiero oír mas!
Es cierto disfrutemos el tiempo que nos queda. Nos abrazamos y fuimos a descansar.
Desde ese día execrable.
Buscaba entristecido la manera de mantenerla alejada de la tristeza.
Pero la enfermedad crecía; mientras que armoniosa desapareció de su carita: El color y la suavidad de su piel, se hondeaba su mirada y hasta sus labios se le enredaban como un nudo ciego que le impedía pronunciar lo que pedía…
Mas se le entendió por gestos.
Pasaron algunos meses.
Le hacia comidas especiales y ahí hasta le traía remedios de los curiosos, ellos decían que era daño, que le había hecho una vecina por envidia.
Así que con esa idea, crecía mi esperanza, y hasta la veía mas restablecida.
Por eso me confié.
Ya me iba a trabajar mas tranquilo.
Un sábado, llegue mas tarde de lo acostumbrado.
Pero como dicen los filósofos:
“Todo acto humano madura en una existencia superior y este era mi caso”
Llegue y al besarla, creyéndola dormida me dijo con señas dirigiéndose a la mesa de noche.
Me acerque y note que era un hueso de la parte de la tibia de la calavera de un muerto.
¡Me asuste!
Llame a la chica que la acompañaba en mi ausencia.
¡Estela! Despierta.
¿Qué pasa señor?
Me dijo media dormida.
¿Qué es esto?
También me sorprendió señor.
Según pude entenderle.
Dice que oyó una procesión, como si llevaran un muerto al cementerio.
¿Pero de noche?
¡Si!
Eso me dijo y que mas…
Dice que se levanto y bario la puerta, pero al abrirla había alguien parado afuera; quien le entrego una vela encendida.
¡Pero no es vela!
Eso le he preguntado.
Pero dice que no sabe más.
Que era una vela que le entrego dicho sujeto.
¡Ya! No hay problema…vamos a descansar y veremos mañana que pasó.
Al otro día
Me levante muy temprano y fui donde una vecina y comente lo sucedido.
Ella me dijo. Que aquí pasa siempre esto, cuando el carro de la muerte viene a llevarse a alguien.
¡O sea! Que se va a morir.
La muerte avisa me dijo.
¿Pero que podemos hacer para que la deje un tiempito mas?
Solo ausentarla; pero antes debe devolver el hueso
¿Como?
La muerte regresara la otra semana el mismo día y a la misma hora, repetirá tal como paso la entrega de la vela.
O sea el otro lunes, y
¿Qué tengo que hacer?
Lo mas lógico es que ella misma regrese el hueso; mejor dicho la vela de la muerte.
Pero que lleve en sus brazos a un angelito, y antes de que la invite a seguirla, le de un pellizco al bebe para que llore.
El llanto del bebe hará que se disipe todo.
¡Muchas gracias vecina!
De verdad, que me ha sido de mucha ayuda.
Yo sonreí incrédulo. La dama lo comprendió y conversamos de una que otra cosa.
Fue perdiendo el miedo, empecé a prepararlo todo.
Al llegar el día acompañe a mi azucena, para que afronte todo eso que parecía ridículo.
Efectivamente, todo salio como lo dijo la vecina.
Solo que azucena tenia los ojos enorme, abiertos, iracundos; pero sin pupilas y su expresiva mirada se abría
Como una joya de anís entre mis dedos.
Los perros esa noche, eran los enemigos del silencio, solo nos abrigaba el dulce aroma de las flores de un cerezo; que entre los árboles nobles va desapareciendo de la tierra.
Estas, a nuestra tierra la embellecen con su armonioso ramaje, lleno de colores y avispas. Así dormimos esa noche, abrazados en una hamaca, viendo la luna, contando luceros y soñando con vivir juntos, el momento en que la sonrisa luminosa de otra primavera nos permita celebrar otro aniversario mas de nuestro matrimonio feliz.
Una de las cosas en las cuales consiste el gran orgullo de esta población, fue su consejo; pues desde esta fecha, todo lo que parecía deteriorar su pie, el ánimo y hasta su sonrisa, se iba desapareciendo,
Era como si retoñara su juventud y este volviendo a nacer.
Para ser honesto, ni para que ir al medico o al curioso otra vez. Todo estaba saliendo excelente.
Seguí el consejo de la prudencia y las gracias de Dios; pues lleno de fe, se ha desafiado a la muerte .El cuerpo unido a ella,
Produce golondrinas en la casa de Dios, y orgulloso de acariciar a mis nietos, y hasta reñir con azucena defendiendo a uno que otro.
Seguimos cosechando juntos
El valor de unión de familia y el apoyo de Dios.

Avatar de Usuario
Scorpio
Más de 7000 publicaciones
Más de 7000 publicaciones
Mensajes: 7452
Registrado: Lun Ago 23, 2010 06:42

Re: EL CARRO DE LA MUERTE

Mensaje por Scorpio » Vie Sep 23, 2011 01:01

ULEMA

La fe, sin duda mueve montañas,
muy bonito relato nos deja su
magistral pluma.

Gracias por compartir.

Saludos fraternos.
Imagen
Imagen
La poesía ajena que robas sin conciencia,
será el estigma de tu corazón,
haciéndote vivir a la sombra,
de lo que tu alma... * JAMÀS ESCRIBIÒ *

(Verònica K.)

Avatar de Usuario
Romantyka
Moderadora
Moderadora
Mensajes: 51900
Registrado: Jue Ene 31, 2008 15:54

Re: EL CARRO DE LA MUERTE

Mensaje por Romantyka » Sab Sep 24, 2011 09:18

ULEMA

Un placer visitar su especio y leer esta narración,
que por cierto se parece a lo que mi abuela contaba,
de la mujer chismosa, del cual se le presentó las animas,
esa noche.
dejo mi saludo y gracias por estar ahí.

Reciba Ud. mis cordiales saludos
en este día, a través de este tema.

Imagen

Eddatåke
- - -
- - -
Mensajes: 278
Registrado: Dom Oct 02, 2011 19:10

Re: EL CARRO DE LA MUERTE

Mensaje por Eddatåke » Jue Oct 13, 2011 03:42

ULEMA

Tu relato me es muy familiar,
ya que en carne propia lo padecí
con un ser querido, es verdad la FE
los nuevos descubrimientos medicos
y DIOS sosteniendo. Todo un conjunto de milagros.

Me gustó mucho.

ULEMA
* * * * * * * * *
* * * * * * * * *
Mensajes: 2286
Registrado: Mar Dic 11, 2007 23:15

QUE GRANDE TDETALLE...GRACIAS

Mensaje por ULEMA » Jue Oct 13, 2011 05:11

Romantyka escribió:
ULEMA

Un placer visitar su especio y leer esta narración,
que por cierto se parece a lo que mi abuela contaba,
de la mujer chismosa, del cual se le presentó las animas,
esa noche.
dejo mi saludo y gracias por estar ahí.

Reciba Ud. mis cordiales saludos
en este día, a través de este tema.

Imagen

Responder

Volver a “Cartas, Inspiraciónes, Cuentos, Reflexiones...”